TÉCNICAS DE lIBERACIÓN EMOCIONAL

MÉTODO R.I.TM.O.


Método RITMO, Reprogramación Inconsciente de Traumas mediante Movimiento Ocular



El estudio sobre el funcionamiento de nuestra mente, no nuestro cerebro, es algo que inquieta a científicos de todo el mundo desde hace siglos. ¿Cómo almacenamos la información? ¿Dónde? ¿Cómo accedemos a ella? ¿Qué percibimos como real y qué no? Y sobre todo ¿cómo puedo acceder o modificar toda esa información?

Conocemos mucho mejor la superficie de casi cualquier planeta del sistema solar que la mente humana. Es un misterio, pero un misterio abierto. Durante el siglo XX hemos aprendido a trascender el cuerpo con el pensamiento y la barrera a superar en el siglo XXI es cómo trascender el pensamiento con la mente, y si hay algo detrás. ¿Quién maneja los hilos? ¿Quién es el responsable final? ¿Qué ocurre después de que la mente deja el cuerpo? Todas estas preguntas se convierten en Metafísica y no dejan de buscar respuestas meramente teóricas mientras que el individuo común sigue perdido entre pensamientos limitantes y creencias implantadas por una sociedad que siempre busca la solución en el exterior, nunca en la reflexión y el autoconocimiento.


Con este método, que se apalanca en el conocido EMDR de la doctora Francine Saphiro (1948-2019) buscamos una técnica eficaz de liberación emocional, entendiendo por esto que el individuo, independientemente de la veracidad o no del hecho que le atormenta, pueda de una manera sencilla reducir el estrés emocional por medio de ejercicios que le lleven a una tranquilidad mental, a una “digestión emocional” que le permita quitarle relevancia o incluso eliminar el bloqueo que su mente a impuesto ante un determinado acontecimiento o pensamiento que se ha quedado “estancado”, no “digerido” y que limita la calidad de vida del sujeto.


La digestión emocional. – sueño y REM

Hay estudios que demuestran que en las primeras fases del sueño es cuando la mente libera la carga emocional de lo sucedido a lo largo del día parte de los estudios sobre el EMDR asigna que el movimiento ocular en la fase REM del sueño es el que inicia ese proceso de “digestión” emocional.

En la fase REM del sueño los ojos (como podemos comprobar también en algunos animales) se mueven rápida y repetidamente de lado a lado como si se estuviese realizando un proceso de análisis y almacenamiento de información.

Si el proceso concluye con éxito, esas emociones del día a día son aceptadas y almacenadas quedando disponibles en nuestro “banco de datos” por si fuesen útiles o requeridas más adelante.

En ocasiones las emociones recibidas no son “aceptadas” por el proceso y por algún motivo quedan más presentes o “falsamente procesadas”. Esto ocasiona que si el proceso no se ha realizado completamente y nuestra parte inconsciente no se sincroniza con la consciente estas emociones, mayoritariamente negativas, queden fuera de nuestro control y puedan aparecer en el momento mas inesperado o quedarse estancadas en un bucle repetitivo limitando y condicionando nuestros pensamientos diarios. En ocasiones estos pensamientos repetitivos y limitantes nos llevan a un estado de inestabilidad emocional que puede incluso provocar depresión y diversas enfermedades mentales y físicas.

Desde el método ritmo vamos a buscar, como veremos en la parte práctica, repetir estos movimientos oculares para “simular” de una manera consciente e inconsciente el mismo proceso que se realiza de una manera natural en el sueño cotidiano.

La realización correcta del ejercicio va a permitir depurar esas emociones estancadas y darles una claridad y aceptación que nos permita evolucionar y empezar a cambiar patrones.

​​​​​​​


Localiza y elimina las emociones negativas que te están bloqueando.

Este método ha sido aplicado con éxito en casos de:

* Trastornos de ansiedad

* Trastorno de pánico

* Abuso de sustancias

* Traumas recientes

* Dolor crónico 

* Fobias

* Duelo


 Certificación avalada por el Consejo Internacional para el Desarrollo Emocional, Personal y Espiritual (ICOEPS)


20 horas de formación y práctica






​​​​​​​

My Image